jueves, 31 de agosto de 2017

Moradores de Cenoví, unidos por dolor y reclamos de justicia por Emely Peguero

Eran alrededor de las 9: 00 de la mañana, cuando el pueblo  se apoderó de las calles, atravesaron vehículos, incluido una cortadora de arroz y todo tipo de escombros, en el tramo carretero, Ranchito La Vega  y la Bomba de Cenoví.
El puebo salió a las calles a reclamar justicia.

CENOVÍ, provincia Duarte.-El ritmo de vida del distrito municipal de la Bomba de Cenoví, próximo a San Francisco de Macorís, ha cambiado en los últimos días, impactado por el dolor que ha generado la desaparición de la adolescente Emely Peguero, hija de una laboriosa y querida familia.

El dolor, el pesar y la tristeza se hicieron sentir de manera especial este miércoles 30 de agosto del 2017, cuando su gente, acostumbrada, más  que todo a las labores agrícolas, percibieron que Emely talvez no volvería.
La gente de Cenoví salió a las calles para protestar y exigir a las autoridades que aclaren cuanto antes, el caso de la desaparición de la adolescente de 16 años de  edad,  Emely Altagracia Peguero Polanco, que estaba embarazada, y que habría asesinada por su novio Marlon Martínez de 21 años, quien en horas de la tarde confesó a los investigadores del Ministerio Público que había lanzado el cadáver en el vertedero municipal de San Francisco de Macorís.
Las  manifestaciones.
Eran alrededor de las 9: 00 de la mañana, cuando el pueblo  se apoderó de las calles, atravesaron vehículos, incluido una cortadora de arroz y todo tipo de escombros, en el tramo carretero, Ranchito La Vega  y la Bomba de Cenoví.
Además quemaron neumáticos y amenazaron con ir a destruir las propiedades de la madre del joven Marlon Martínez, si no se daban informaciones concretas sobre el caso. La gente temía que el caso fuera echado al olvido o que se diera una respuesta arreglada a conveniencia de la familia de Marlon Martínez, a la cual se atribuye influencias y poder político.
Se sumaban más personas a las protestas a medida que avanzaba la mañana y entonces se adicionaron  los conflictos con la llegada de los agentes policiales, quienes empezaron a dispersar a la gente con gases lacrimógenos. Algunos vehículos fueron apedreados.
“Ya sabemos que él la mató y  el cuerpo tiene que aparecer”, expresaban una y otra vez algunos de los manifestantes.
Otros agregaban que si hubiese sido Marlon Martínez la víctima del, ya el caso se habría resuelto.
Próximo al mediodía, los manifestantes enardecidos tenían todas las comunidades de Cenoví bloqueadas, algunos vehículos, se quedaron varados, por la quema de neumáticos y la resistencia de los comunitarios a que se movilizaran. El comercio cerró sus puertas, algunos en apoyo a las protestas y otros por  temor.
Las protestas se intensificaron, al punto que algunos manifestantes  fueron apresados por los agentes de  la Policía, pero  tras  enterarse  que Marlyn Martínez, madre de Marlon, se había entregado,  mermaron en sus reclamos, en las calles.
También se ausentaron de las calles, tras correr las versiones de que el cuerpo de la joven Emely, habría aparecido en una finca, propiedad de la familia de Marlon Martínez. Rápidamente las autoridades aclararon que no oficialmente nada se había confirmado todavía.
Marlon habría hablado
Unas o dos horas después, las autoridades anunciaron que el joven Marlon Martínez habría declarado que tuvo que ver con la muerte de la joven Emely Peguero, que esperaba un hijo suyo. Dijo a las autoridades que el cuerpo lo había lanzado en el vertedero de San Francisco de Macorís, ubicado en la carretera hacia Villa Tapia (Hermanas Mirabal).
En horas de la tarde a este lugar fue llevado el joven, en medio de fuertes medidas de seguridad, pero tras una primera jornada de búsqueda, la gente airada se fue acercando al vehículo en el cual las autoridades trasladaban al joven imputado, pidiendo su cabeza. Junto al Ministerio Público y la Policía llegaron cientos de personas que siguieron a las autoridades para percatarse de la situación. Pedían que le entregaran al prevenido, para ajustar cuentas de inmediato.
Esto motivó que se sacara a Marlon del lugar, a quien trasladaban en un vehículo todo terreno, marca Toyota, seguidas por  un contingente policial, con armas largas y de alto calibre.
A la salida del  vertedero, la multitud, siguió en caravana, vociferando consignas, contra el presunto autor de la desaparición de Emely Peguero. La  gente de la comunidad, también se quejó  porque según ellos, no es  justo proteger a un delincuente.
En  un momento la Policía que custodiaba el vehículo, donde trasladaban a Marlon, dispararon al aire, para alejar a la multitud, que corría con frenesí, detrás de la caravana de las autoridades, con la intención de vengar a Emely Altagracia Peguero Polanco.
En este vehículo llevaron a Marlon al vertedero para buscar cuerpo de Emely.
Según las autoridades, decidieron suspender la búsqueda del cadáver de Emely Peguero por temor a que la multitud linchara a Marlon Martínez. Se prometió que se continuaría la búsqueda este mismo miércoles, pero sin la presencia de Marlon Martínez, pero luego se desistió. Se espera que hoy, jueves 31, se continúe con esta labor.
Luego de este recorrido, el joven Marlon fue llevado la fortaleza de San Francisco de Macorís, pero en lo inmediato no se informó si el prevenido sería devuelto a  la cárcel  Juana Núñez, en Salcedo, donde se ordenó la prisión preventiva por tres meses.
Indignación y solidaridad
Cenoví no se da por vencido y su gente ha advirtido que este jueves 31 de agosto del 2017 estarán en las calles, porque no cesarán hasta que se encuentre a la joven y que el caso sea juzgado como se debe.
Se quejaron de que las autoridades, no han actuado con la prontitud, que ameritaban los hechos, lo que atribuyen a que la familia afectaba no tiene el poder político, ni el dinero que posee la ex diputada Marlyn Martínez, madre del imputado.
Los moradores de las comunidades de Cenoví se han unido, en torno al caso de la desaparición de Emely Peguero,  todos son a una sola voz y caminando en una misma dirección para exigir que se aclare, pero sobre todo que se castigue  con todo lo que manda la ley, tanto al joven Marlon, como a su madre, Marlyn Martínez.
En medio del pesar, la gente se pregunta cómo pudo pasar esto, si se trata de personas que han crecido juntos, el equipo de Acento.com.do pudo verificar que la casa  de los padres de Emely, está a pocos metros de  donde  la familia del supuesto agresor tiene una propiedad, donde residían hace poco.
Aunque de manera oficial no se ha mencionado, los vecinos de Emely Peguero aseguran que hay una profesional de la medicina envuelta en el caso, que habría participado en la práctica de alguna intervención médica a la joven Emely Peguero.
Hasta el momento las autoridades no han informado si interrogarán a esta ciudadana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario