martes, 15 de agosto de 2017

Padre niña excluida colegio católico afirma planteó alternativas y la dirección la objetó

 Según el padre de la menor, la explicación de la dirección del colegio, es que el centro Don Bosco, no cuenta con las estructuras adecuadas para ofrecer facilidades a  alumnos con discapacidad y  que por eso habrían sugerido llevarla a otro  lugar.
Miguel A. Zapata.
MOCA, República Dominicana.-“Ya la niña está inscrita en otro colegio, en el nombre de Jesús”, refiere el padre de Ashley Camilla Zapata Guzmán, la niña de ocho años, de edad, quien fue excluida del colegio Don Bosco, en Moca, por tener problemas de discapacidad.
Miguel Angel Zapata, responde con sentimientos de fe, ya que fue formado en la institución católica que hoy se opone a que la menor Ashlley curse el tercer grado en esta escuela, porque su condición de niña especial no le permite tener un desenvolvimiento al ritmo de otros  estudiantes de su edad.
Según el padre de la menor, la explicación de la dirección del colegio, es que el centro Don Bosco, no cuenta con las estructuras adecuadas para ofrecer facilidades a  alumnos con discapacidad y  que por eso habrían sugerido llevarla a otro  lugar.
Al conversar con el equipo de acento.com.do, Zapata, joven abogado, dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), explicó que cuando el director del colegio Don Bosco, el padre Rodolfo le dijo que la menor no podía seguir en esta intuición, por su condición de discapacidad, porque el colegio no podía ofrecerles las facilidades, propuso  dos soluciones, pero que ambas alternativas fueron rechazadas por el predicador.
“Yo como padre y  como egresado de ese colegio que soy, me he sentido mal con esta situación y entiendo que esto no es una  falla, no solo de esta institución, sino del sistema educativo, que no vela porque  todas las estructuras escolares, tengan  las facilidades para alumnos con problemas de discapacidad”, afirma el padre de Ashlley
“Si hubiese existido la voluntad, por parte de las autoridades del colegio, se hubiese bajado  el tercer grado, al primer piso y hacer alguna rampa, para que la niña se quedara allí y se pudiera desplazar”, dijo el padre de la menor, quien agregó que también propuso  que él asignaría una tutoría especial a la niña, para  ayudar a su desenvolvimiento en la institución, pero  que el director, el padre Rodolfo, también se rehusó a estas propuestas.
Ashlley, es una niña con un aprendizaje muy avanzado, afirma su padre, su única condición  distinta a otro niño o niña, es la de tener que desplazarse con un andador.
El equipo de acento.com.do,  fue al colegio  Don Bosco,  para conocer la versión del caso, con las autoridades, pero no fue posible conversar con el director. Según informaciones obtenidas, el padre Rodolfo habría sido llamado por  instancias del Ministerio de Educación, para tratar el tema de Ashlley.
Miguel Ángel, ha dicho que la situación  le  creado algunas dificultades a la niña, debido a la trascendencia que ha alcanzado el tema en los medios de comunicación, sobre todo en las redes sociales, donde el caso tuvo la  mayor difusión y por peso prefiere mantenerla alejadas  de las cámaras y evitar conversar con ella, sobre lo ocurrido.
Zapata afirma que toda la  familia se ha sentido muy afectada por con la situación, no obstante, han buscado  otra alternativa y dejar lado  la diferencia con el  colegio Don Bosco.
“Hemos pensado no insistir con la situación del colegio y buscar una alternativa. Ya la niña está inscrita, en el nombre de Jesús, en un lugar donde no tendrá problemas para desplazarse”,  afirmó.
El tema de la menor Ashlley, ha llegado hasta muchos sectores que han reaccionado, por entender que se trató de una discriminación, algo inaceptable en una sociedad moderna, donde se respeten los derechos del individuo.
“Yo como padre y  como egresado de ese colegio que soy, me he sentido mal con esta situación y entiendo que esto no es una  falla, no solo de esta institución, sino del sistema educativo, que no vela porque  todas las estructuras escolares, tengan  las facilidades para alumnos con problemas de discapacidad”, afirma el padre de Ashlley.
Asegura que el Ministerio de Educación, debe poner atención a esta situación, porque no se trata de el caso particular que afecta a su hija, sino un caso, que en lo adelante, podría ser el drama de otras familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario