viernes, 13 de julio de 2012

El naciente ecoturismo llena de vida a San Francisco de Jacagua (fotos ampliadas)

Máximo Laureano/Acento.com.do
SANTIAGO, República Dominicana.-El distrito municipal de San Francisco de Jacagua, ubicada al pie de la cordillera Septentrional, en las cercanía de la reserva natural del pico Diego de Ocampo, no es considerado punto de referencia para el turismo, sin embargo, quienes se inclinan por una aventura de montañas en este paraíso escondido son compensados por la madre naturaleza.
Desde el pie de la cordillera, hasta los puntos donde están los balnearios, no sólo se puede aprovechar lo fresco de las aguas del río Jacagua, sino que se disfruta de un paisaje paradisíaco, con una vegetación que exhibe los más bellos colores del trópico.
Aunque la visita al área El Saltadero, del río Jacagua, zona de naciente explotación turística, no deja de ser una experiencia para repetir, es también innegable el mal estado de los caminos y la inseguridad que conlleva manejar un vehículo en este lugar. Este es una de las barreras a superar para el desarrollo de un lugar del cual dependen cientos de familias.
El río Jacagua está ubicado en la zona protegida, Monumento Natural Saltos de la Tinaja, declarada en el año 2009, por el Ministerio de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales
En el año 2012 el Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper) asumió la construcción de 10 casas sencillas para familias que exponen sus vidas a orillas de la fuente acuífera.
El proyecto de vivienda tiene un costo de RD$13 millones, según los datos del director del Fonper, José Augusto Izquierdo.
Cada familia ocupará un espacio que costará 1 millón 300 mil pesos. Las casas fueron levantadas en terrenos particulares, donados por el Ministro Trabajado, Francisco Domínguez Brito. A cambio, los beneficiarios de las casas cedieron sus solares, a favor de la zona protegida. El área de las casas también sería reacondicionada.
Es esta ha sido la única iniciativa estatal en el incipiente proyecto de explotación ecoturística de la Fundación Saltadero, institución creada en el año 2007 e incorporada en 2008 con el objetivo de facilitar el disfrute del área ecológica sin que la visitación implique daños irremediables al ecosistema.

El amor por El Saltadero ha motivado la participación en la zona del Programa de Pequeños Subsidio (PPS) del PNUD. A través de esta propuesta, que cuenta con un desembolso inicial de RD$ 600, 000.00, se ha logrado la construcción de escalinatas en los senderos, para facilitar el paso de los visitantes.
A los recursos del PPS, se suma una contrapartida de unos RD$ 15 millones, que la Fundación Saltadero, ha diligenciado con instituciones privadas, las cuales se han interesado en el Proyecto de Formación de Capacidades Básicas para el Ecoturismo en Río Jacagua.
También ha impactado de manera positiva la construcción de un puente colgante, que facilita el desplazamiento de los visitantes y moradores de la zona.
En un recorrido por el cauce del río, se pudo observar la construcción de al menos dos estaciones en las cuales los visitantes podrán cocinar, además de que se han agregado baños.
Para el cuidado de esta zona protegida, el PPS tiene en marcha monitoreos, planes operativos, actividades de capacitación, jornadas de reforestación, creación de cuerpo de guías de la comunidad, edificaciones básicas para ecoturismo, educación orientada a la preservación del ecosistema, empoderamiento y fortalecimiento institucional.

Unos de los aspectos más importantes son los senderos, según tesmonian los visitantes que desafían las dificultades, para descansar en las frescas aguas los balnearios, El Saltadero, El Purgatorio o La Tinaja.
“Mejorar los tramos inestables o empinados del sendero con la construcción de escalinatas y barandas con materiales apropiados, construir dos pasos a desnivel (puentes artesanales) en lugares donde bordear el río es una opción recomendable, así como, establecer paradores en lugares estratégicos, dotadas de bancos y murales explicativos, relacionados a los recursos naturales de la zonas”, indican los documentos del proyecto.
La señalización y la orientación para el manejo de los desechos sólidos (basura), es otro de los desafíos, ya que se trata de una zona a la cual llegan visitantes, y pueden llevar comida y dejar desperdicios en cualquier lugar provocando daño al ambiente.
De hecho, el daño ya se puede observar. En el balneario El Purgatorio, uno de los más visitados del río, se puede observar un cúmulo de desperdicios, como envases plásticos, botellas en vidrios, entre otros materiales nocivos al área.
Ha sido prioridad de la Fundación Saltadero, la siembra de de alrededor de 5,000 plantas de las especies endémicas y nativas como caimito, mango, cotoperí, cocuyo, cabirma, roble prieto, roble, caoba, bambú.
Características naturales
Datos recogidos por miembros de la Fundación Saltadero, dan una idea de cómo es la composición natural del entorno, del río Jacagua, el punto más alto de su cuenca es de 984 metros sobre el nivel del mar, donde se inicia la zona de captación de agua hasta aproximadamente los 600 msnm.

El río Jacagua está ubicado en la zona protegida, Monumento Natural Saltos de la Tinaja, declarada en el año 2009, por el Ministerio de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Este paso se convirtió en el primer logro para la Fundación Saltadero, según describe uno de sus miembros.
La zona protegida abarca una extensión de aproximada de 14.44 kilómetros cuadrados, correspondiente a las zonas de captación de agua de las cuencas de los ríos Jacagua, San Francisco, Pedro García y parte del Yásica.
De manera específica esta zona tiene 10 ríos y arroyos y más de 70 cursos de agua secundarios con corrientes permanentes a ocasionales o temporales.
Los ríos y arroyos más importantes son Jacagua, Yásica, Pedro García, Cañada Los Ramones, Arroyo Bellaco, Arroyo Palmada Limpia, Arroyo Los Martes, Arroyo La Subida de la Mujer, Arroyo Alto de los Arroyos, Arroyo del Cachimbo, Río San Francisco y Arroyo Salamanquita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario