miércoles, 22 de agosto de 2012

EL ÚLTIMO BOCHISTA DEL BARCO (del editorial)


No se hasta que punto el presidente Danilo Medina, pondrá el interés en los menos pudientes, por encima de las apetencias políticas y particulares que sus compañeros de los desaparecidos círculos de estudios han explotado en los 12 años de gobierno morado.
Lo que si se es que el país necesita con urgencia  un gobierno que  responda a las necesidades de la población, defienda el buen uso del erario y arrebate a la corrupción la comida que no llega a esos menos pudientes que menciono en el primer  párrafo.
A los dominicanos no les hace falta un presidente  para administrar los bienes e intereses del los privilegiados y feudos del Comité Político, a quienes no se puede mover de sus cargos y de ser así hay que enviarlos a otra mina de explotación morada. Lo  que se requiere es un gobierno que articule los estamentos del Estado para su buen funcionamiento y que abrazado a la transparencia se logre los objetivos buscados desde la  Constitución de 1963.
Los bochistas dentro del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), son escasos, mi optimismo es que el presidente Danilo sea al menos el último de este selecto grupo.
El bochismo no ha muerto por olvido, a pesar de que las circunstancias políticas hayan cambiado, el problema es que los discípulos de Juan Bosch, abandonaron la doctrina cuando llegaron  al primer gobierno del PLD, en 1996, dejaron  de vender los ejemplares del periódico Vanguardia y los boletos para fines de recaudación, quedó en el pasado.
No hay principios anticorrupción y muchos menos ya la lucha es por el favor de la gente, la esperanza es que Danilo, se erija como el último bochista del barco morado que en 1973, comenzó su navegación por la liberación del país,  hoy en manos poderosas de la corrupción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario