domingo, 21 de abril de 2013

AGRIPINO DEVUELVE HOTEL MONTEMAR: UNA PETICIÓN ATINADA

Carta Abierta a Monseñor Agripino Núñez Collado
Por Rita Mendoza
Periodista
Me dirijo a usted muy respetuosamente para recordarle, que en la ciudad de Puerto Plata, posee un hotel llamado Monte Mar, o por lo menos lo que queda de él. Hace algunos años la población puertoplateña, le pidió éste terreno para un hospital infantil, pero no le fue concedido.
Hoy, humildemente me atrevo a pedirle, que si no le parecia un buen lugar para albergar a miles de niños enfermos, por su maravillosa vista al océano atlántico y sus amplios jardines, que por lo menos le ceda esas instalaciones al INFOTEP, ya que es muy penoso saber que una institución de tan alto prestigio, que está realizando una labor extraordinaria, no tenga un lugar en donde impartir sus cursos, que tanto han beneficiado a la población de Puerto Plata y sus municipios.

Lo triste es que la oficina del INFOTEP, está detrás de las ruinas dejadas por usted. Tan solo en éste año INFOTEP ha certificado a más de 5 mil personas en esta zona, gracias a la colaboración de las iglesias e instituciones que prestan sus instalaciones, para que estas personas puedan recibir los cursos, que les pueden cambiar la vida, no solo en lo económico y social, también en lo humano.

¿Será posible que usted piense en los beneficios que obtendrían las personas de Puerto Plata y sus zonas aledañas, si INFOTEP pudiera utilizar esas ruinas?, ¿si contara con sus propias instalaciones como las tiene en Santo Domingo y Santiago? Estoy segura que la sociedad será más productiva, los jóvenes tendrían una mejor opción y las empresas contarían con personal más capacitado. No es tan difícil imaginarlo.
Yo, soy testigo del gran esfuerzo que hace esta institución, que por cierto es sin fines de lucro, lo que significa que las personas no tienen que pagar para recibir el pan de la enseñanza y como si fuera poco, sus maestros y todo el personal que trabaja para ésta institución hacen una excelente labor, obteniendo un certificado ISO 9,000 de calidad, avalado en más de 60 países. Esto se lo recuerdo porque esos terrenos del Monte Mar, fueron donados por el Gobierno a usted y su universidad, que es privada y una de las más caras del país. ¿No es ésto una ironía?
Mi intención no es ofenderlo, ¡ni lo quiera Dios!, usted que es un hombre justo apegado a las leyes divinas y sobre todo a favor de los más necesitados, ¿o me equivoco?. Por eso es que estoy segura de que usted no se negará a donar esas ruinas, para que sean puestas al servicio de la ciudadanía.
Quiero aclarar que, yo no pertenezco al INFOTEP, ni a ninguna otra institución, éste pedido lo hago como ciudadana, porque me duele ver el estado en que se encuentra ese lugar, que literalmente se está cayendo a pedazos, sin que sus “dueños” hagan el más mínimo esfuerzo de repararlo, nisiquiera de mantener el área libre de malezas y ratas.
Por otro lado, me preocupa que estén limitados los curso que ofrece el INFOTEP, por no contar con un local propio, y que cada día sean más los jóvenes que se pierden en las calles, en los vicios o simplemente que se conformen con ganarse la vida de motoconcho, sin mencionar tantas jóvenes que vende su cuerpo y su dignidad, porque no tienen como pagar sus estudios.
Espero que ésta carta llegue a sus manos, o mejor dicho a su corazón y que permita que esas ruinas puedan ser utilizadas a favor de todos los ciudadanos y ciudadanas de la provincia de Puerto Plata, quienes le agradecerán infinitamente su bondad.
También espero que Dios todo poderoso, lo ilumine en sus oraciones y así le ayude a desprenderse de las cosas materiales, porque ¡sólo los humildes de corazón entrarán al reino de los cielos!

Otros privilegios del pastor católico.

http://www.maximolaureano.com/2011/07/agripino-nunez-collado-entre-los-duenos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario