viernes, 10 de enero de 2014

Demolición casa Patrimonio Nacional oscurece camino de la reelección a Serulle

Solar donde estaba la casa del general Teodoro Gómez.
SANTIAGO, República Dominicana.- Lejos de avanzar en la lucha por mejorar imagen política, deteriorada producto de una gestión matizada por cuestionamientos de corrupción y una ciudad inundada de basura, el alcalde de Santiago, Juan Gilberto Serulle Ramia, ha sumado otras acciones que han incrementado la inconformidad de la población.
Se trata de su aval para la demolición de una casa  centenaria que sirvió de refugio a los héroes de la lucha de la Restauración, de 1863, hechos que sucedieron la Independencia de 1844.

Con la aprobación de las autoridades municipales fue derribada la casa de estilo Republicano, para dar paso a una obra agenda por el alcalde Serulle, quien procura usar el terreno despejado para construir la sede de equipo de Baloncesto Superior del legendario barrio Los Pepines.
La orden de demoler la estructura que perteneció al general de la lucha restauradora, Teodoro Gómez, declarada Patrimonio Nacional, ha desatado las protestas de varios sectores locales,   es decir, historiadores, urbanistas,  ambientalistas y defensores de las estructuras patrimoniales del Centro Histórico de Santiago, quienes abogan por la reposición del inmueble para conservar la memoria cultural del lugar emblemático.
Desde la última semana del pasado año 2013, en el lugar donde estaba la casa centenaria,  destruida por la Alcaldía solo hay un solar  en el cual niños de la comunidad juegan béisbol, mientras las autoridades locales libran un conflicto por la desaparición del inmueble patrimonial, ubicado en la calle Doctor Eldon, con  Cuba.
Por un lado algunos sectores propugnan por un proceso judicial, mientras otros abogan por la reposición de la casa, con los mismos elementos de la construcción original, para recobrar en parte el patrimonio vulnerado por la ambición del alcalde Serulle, quien ha hecho costumbre las obras, sin consultas previas.
“Solicitamos que el inmueble sea reconstruido en las condiciones originales, a la vez que abogamos por que los organismos correspondientes procuren las sanciones a las infracciones al decreto y leyes citados, independientemente de quien haya sido el responsable directo de la acción”, proponen los activistas de la Sociedad Santiago Somos Todos (SST).
Representantes de SST,  hicieron un llamado de alerta, en el entendido de que esta pudiera ser la primera de muchas construcciones derribadas por las autoridades municipales, con la excusa de hacer obras,  las cuales el alcalde ha considerado importante para sumar adeptos, para su campaña releccionista, la cual inició el 07 de diciembre del 2013, con una caminata espectáculo, con los recursos del Ayuntamiento.
Tras la demolición del valioso inmueble declarado Patrimonio Nacional, por el Poder Ejecutivo, con el decreto 172-91. La STT   ha llamado toda la sociedad civil, instituciones públicas y privadas, empresarios, gobierno y medios de comunicación, sobre la necesidad de asumir con respeto y responsabilidad las intervenciones de inmuebles patrimoniales de la ciudad de Santiago.
“Condenamos las acciones irregulares, irreflexivas e irresponsables del alcalde y todos los actores involucrados en la demolición de la casa propiedad del General de la Restauración Teodoro Gómez, declarada Patrimonio Nacional”, establecen los directivos de SST.
Agregaron que estos delitos no deben quedar impunes, incluyendo los cómplices por omisión, permisividad o falta de acciones concretas.
“En este sentido son corresponsables tanto el Ministerio de Cultura, Patrimonio Cultural, el Consejo del Centro Histórico, todos los ciudadanos y cuantos no han asumido su rol de responsabilidad social e institucional, al no adoptar las medidas correspondientes y agotar el proceso requerido en este caso, y cualquier otro de su incumbencia”, afirmaron los miembros de la SST, organización ha organizado varias protestas en contra de la contaminación de Santiago,  provocada  por la deficiencia en la recogida de la basura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario