jueves, 9 de enero de 2014

Tráfico de haitianos ilegales luego de Navidad y Año Nuevo

No ha valido un CESFRONT, por Jimaní  y Dajabón los haitianos cruzan un montón. 

José Manuel Castillo  (firma invitada)
Director /Noticias A Tiempo.Net 
E-mail: josemlct11@hotmail.com

Santiago, Republica Dominicana.-El tráfico de haitianos indocumentados hacia distintas ciudades de la República Dominicana se ha incrementado significativamente en los primeros días del recién iniciado año 2014.

Diariamente, tanto en el día como en la noche, el trasiego de indocumentados es espantoso, se observa a motoristas, autobuses, entre otros medios de transporte, cargar hombres, mujeres y hasta niños los cuales se les puede ver correr al momento que los traficantes los desmontan en los respectivos lugares.
Banderas dominicana y haitiana

Según versiones la mayoría de estas personas sin documentos fueron a pasar la navidad a su país de origen, por lo que pagan hasta tres mil y cuatro mil pesos para que lo retornen de manera ilegal a República Dominicana, lo preocupante de esta acción es que, cada año se repite la misma historia, donde cientos de haitianos son trasladados ilegalmente luego del asueto de navidad y año nuevo.

Este negocio deja sumas millonarias tanto a militares como a civiles, que se unen para introducir a miles de haitianos cada año, poniendo en ridículo a las autoridades dominicanas, que no se cansan de decir que los ilegales están siendo repatriados a sus respectivos países, sabiendo ellos mismos que el gran negocio está en los puestos de chequeos del Ejército Nacional apostados en la zonas fronteriza.

Esta semana se reunieron en Juana Méndez autoridades haitianas y dominicas para tratar asuntos en común, donde los representantes de Haití le exigieron a los dominicanos cuentas claras en materia migratoria, llamando mucho la atención, que si se iba hablar de asuntos migratorios ¿porque no fue invitado en Director General de Migración y miembro de la Fuerza Nacional Progresista el doctor José Ricardo Taveras Blanco?.

Basta ya de mentir, la política migratoria del país ha fracasado, es visible ver a cientos de haitianos trabajar en construcciones y fincas, sin la más mínima regulación, por lo que el negocio con los vecinos más cercanos es cada vez más lucrativo.