martes, 11 de marzo de 2014

Muerte por asfixia de tres obreros del acueducto conmueve a La Vega

Las brigadas de socorro. Fotos, Fausto Silva.
LA VEGA, República Dominicana.-Conmoción e impotencia ha provocado en esta ciudad la tragedia en la que murieron asfixiados este lunes tres empleados de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de La Vega (CORAAVEGA), que se encontraban llevando a cabo trabajos de mantenimiento en el drenaje.
Los obreros Arcadio Alejo Valdez, de 36 años, Randy Betances, de 32, y Ramón Castillo, de 64, se encontraban trabajando en una de las alcantarillas de las redes del  drenaje sanitario, en la avenida Pedro A. Rivera, de esta ciudad,  próximo a la entrada de la Universidad Católica y Tecnológica del Cibao Ucateci).

Los trabajadores no contaban con mascarillas de protección contra tóxicos, lo que provocó que el gas metano, producto de las heces fecales, los afixiara.
Según informaciones del periodista local Fausto Silva, quien  colaboró para Acento.com.do, los tres hombres  llegaron al lugar para realizar labores de limpieza rutinarias.
Luego de que el primer hombre tardara más de lo acostumbrado para salir, un segundo obrero, preocupado, entró a la alcantarilla.

Tras ocurrir lo mismo con el segundo  obrero,  bajó un tercero, quien tampoco pudo subir, fue entonces cuando personas que se encontraban en el lugar alertaron a los organismos de socorro de La Vega, encabezados por los Bomberos y la Defensa Civil, que actuaron rápido, pero sin resultados positivos, porque cuando sacaron los cuerpos, ya estaban sin vida.
Otras informaciones dan cuenta de que sobrevivió una cuarta persona, no identificada aún. Este cuarto hombre  habría sido afectado por desmayos, mientras intentaba rescatar a sus compañeros.

En informaciones atribuidas a las autoridades de Coraavega, se establece que  las tres personas murieron al inhalar gas metano, originado por la descomposición de los desechos que  llegan a los conductos del  drenaje sanitario, sobre todo las heces humanas.
Los cadáveres de las tres víctimas fueron  llevados a la morgue del Hospital Luis Morillo King,  para las evaluaciones que ordena la ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario