sábado, 17 de octubre de 2015

LA HISTORIA DE PERDEDORES QUE LOS PELEDEISTAS DE SANTIAGO NO QUIEREN VER

MÁXIMO LAUREANO
Otra vez mi pluma que nunca se ha prestado al chantaje de ningún sector político se levanta para que yo exprese “algunas vainas”, que mis colegas y no colegas contratados no  se atreven a escribir.
Con este debate por la nominación a la Alcaldía de Santiago de los Caballeros, en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), han surgido nuevos aspectos, algunos muy notorios, otros no tantos, pero sin dudas que lo que más predomina es la bulla, en la calle para promover al candidato rezador, Ramón María Rodríguez Flores (Mochy), administrador de los Comedores Económicos del Estado y el dandy Abel Atahualpa Martínez Durán (Rubby), el modelo de los calendarios y presidente de la Cámara de Diputados, el galán que yo odio o envidio, según los que trabajan o cobran en el séquito sagrado de la Industria Clientalista y Populista (ICP-PLD).

La estridencia y la arrogancia ha dado paso a una precampaña electoral, muy particular, donde la competencia, no es quien de los dos aspirantes describe más propuestas a favor del pueblo, aquí la lucha es quien lleva la “tumba-coco” más alta, quien junta más “tumba-polvos” y "muertosdehambres" en una esquina para hablar de ellos, en fin, esa es la lucha de los mal llamados herederos de la política social del profesor Juan Bosch, la diferencia es que Bosch con sus conocimientos sociales fue un prolifero literato que escribía cuentos, sus seguidores hacen cuentos a la población que ha creído en ellos. 
Monchy el rezador, muy creyente de Dios, ha reactivado sus fuerzas, se aferra a que es el candidato del presidente de la República, Danilo Medina, argumenta que no huye a una votaciones internas, la cual no vacila en afirmar que ganaría. Del otro lado el dandy Rubby, parece estar confiado en que el partido le pasara la antorcha, sin riesgos de quemarse sus delicadas manos, es decir, Abel no habla de elecciones primarias, será que cuenta con su jefe de la Fundación Integral (Fundi), el senador de San Juan de la Maguana, Félix Bautista, que todo lo puede?, o cuenta con el otro jefe de la Funglode?, ese a quien unas declaraciones de un narcotraficante confeso, según ellos, denuncias infundadas, reitero según ellos, unas declaraciones sin fundamentos, los sacaron de la carrera por la presidencia de la República.?
Abel Martínez.
Es por ello que en esta publicación que hago sin que nadie me page un centavo, porque, yo pago mi energía eléctrica, internet y la conexión de mi página web, quiero hacer un enfoque de algunos puntos que los fanáticos de Monchy y Abel no ven, no alcanzan a ver o simplemente, no quieren ver.

Del 20 de enero a mediado de mayo del 2012, en el calor de las elecciones presidenciales, Margarita Cedeño Lizardo, entonces candidata vicepresidencial del PLD, se mudo a Santiago para ganar esta plaza, se trajo al candidato presidencial, Danilo Medina, se trajo a su marido el presidente Leonel Fernández Reyna y de toda manera fueron derrotados por el PRD.
Por eso resulta contradictorio que con estos detalles tan recientes, los peledeístas, defienden la teoría de que sus propuestas son infalibles y de que le será tan fácil ganar la Alcaldía en esta plaza, solo porque el candidato rece o sea un carita linda, clientelista y populista.
El PLD solo ha estado en el Ayuntamiento una vez en Santiago de los Caballeros y esa vez el actual ministro de Interior y Policía, Ramón Fadul (Monchy), ganó por arrastre, es decir, que Juan Bosch, le regaló el triunfo, de ahí que cada vez que han tenido que rascarse con sus propias uñas han sido derrotados, pregúntele la experiencia al Ramón Ventura de 1994-1998, al Rafael Serulle, del 2002, al José Izquierdo del 2006 y a la alianza con José Enrique Sued Sem del 2010.
Monchy Rodríguez.
Es decir, que estamos antes un partido débil para ganar la sindicatura en Santiago de los Caballeros, pero resulta que ahora con Abel o con Monchy ellos creen que tienen ese problema resuelto.
El PLD no ha podido preparar en todos estos años, una propuesta para competir, pero resulta que ahora creen que con Abel, se hizo la luz y todo será claro, el mismo sendero caminan los correligionarios de Monchy. 
Hay un PRSC, con una propuesta probada y un PRM, con estructuras que estaría muy cerca de ese reformista para hacer una opción fuerte ante un PRD, que llevaría a un Gilberto Serulle, que busca la reelección aún empantanado.
Creo que el aire de triunfalismo que tienen los peledeístas, puede costarle caro. Abel puede ganarle a Monchy, viceversa, pero esto no decreta que tengan la Alcaldía en sus manos, cuando su historia en esta ciudad es de derrotas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario