jueves, 27 de octubre de 2016

“Responder déficit justicia es principal propósito Casa Comunitaria de Justicia”

“Estas situaciones son muy frecuentes, porque muchas parejas, en la mayoría de los casos, no son casadas, pero acumulan algunos bienes por los cuales suelen entrar en conflictos. Y como no pueden ir a los tribunales ordinarios, aquí tienen la vía más expedita para una solución amigable”, afirma la directora de la CCJ-Cienfuegos,Rossy Dania Colón


SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, República Dominicana.-Lograr que las personas de recursos económicos limitados, tenga acceso a un sistema viable, para dirimir aquellos conflictos que no necesitan ser llevados a los tribunales ordinarios, es el principal logro que se destaca del programa de la Casa Comunitarias de Justicia (CCJ), en los primeros 10 años de labor en siete municipios del país.

“Cooperar  en la búsqueda de soluciones para que la población sienta que de alguna manera tienen donde resolver sus problemas”, es otro enunciado que resume el trabajo de esta iniciativa la institución, que solo en su sede de Cienfuegos, en Santiago de los Caballeros, ha llevado soluciones a 82, 522 usuarios, según ha expresado su directora Rossy Dania Colón.
Sobre las atenciones al usuario, Colón destaca que el servicio que ofrece la institución ha sido de primer orden. Citó los servicios que brinda el centro de Cienfuegos,  ubicado en la parte oeste de Santiago de los Caballeros.
Cienfuegos, una de las zonas más pobres de Santiago y con menos acceso a los servicios básicos, está  compuesta por 66 barrios, en su mayoría levantados de manera  informal. Allí viven unos 150 mil habitantes. Justamente en su cantidad de habitantes radica el reclamo de varios sectores para que los congresistas voten una ley que lleve esta parte de Santiago a ser municipio.
En esta sede la Casa Comunitaria de Justicia (CCJ) los casos que más se atienden son los relacionados a reclamos de deudas, por los casos de personas que hacen acuerdos de préstamos sin ningún tipo de documento que les permita ir a los tribunales ordinarios cuando una de las partes incumpla.
En  los 10 años las casas han prestado servicios de justicia, municipalidad y educación ciudadana a 232 mil 319 usuarios, 130 mil 289 mujeres y 122 mil 30 hombres.
“Es por esta razón que recurren a la Casa Comunitaria de Justicia, en procura de una mediación para resolver los casos”,  asegura Rossy Colón.
Otros casos que se conocen con frecuencia son los que tienen que ver con repartición de bienes entre parejas que no están unidas de manera legal, es decir personas que suelen vivir en unión libre.
“Estas situaciones son muy frecuentes, porque muchas parejas, en la mayoría de los casos, no son casadas, pero acumulan algunos bienes por los cuales suelen entrar en conflictos. Y como no pueden ir a los tribunales ordinarios, aquí tienen la vía más expedita para una solución amigable”, afirma la directora de la CCJ-Cienfuegos.
“Ubicar una casa de justicia en el seno de una comunidad  vulnerable,  donde surgen y se desarrollan conflictos, es abrir una puerta de esperanza para que la gente de allí tengan  alcance fácil para acceder a la justicia”, asegura José Ceballos, director del programa de las CCJ, en la República Dominicana.
Las CCJ  funcionan bajo la coordinación  Participación Ciudadana, con el apoyo de la Procuraduría General de la República (PGR), los ayuntamientos, El Poder Judicial y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).
Además de la Casa Comunitaria de Justicia de Cienfuegos, que dirige Rossy Dania Colón, en Santiago los usuarios  tienen los servicios de un centro similar en la calle Santiago Rodríguez, en el sector de La Joya, en el centro urbano de Santiago de los Caballero, dirigido por  Estefani Belliard, quien dijo al equipo de Acento.com.do que allí se atienden 800 casos cada mes. Allí se han atendido unos 31, 812 caso en cuatro años.
Estefani Belliard
Estefani Belliard
Belliard afirma que los mayores logros de la institución consisten en poder llevar soluciones a personas en conflictos, a través de procesos que a través del sistema de la justicia ordinaria serían muy difíciles.
Belliard explicó que en la CCJ-La Joya se llevan a cabo talleres de orientación a las familias, básicamente dirigidos a los grupos de jóvenes, que suelen ser  muy vulnerables en los barrios.
Otras Casas Comunitarias de Justicia funcionan en el municipio Santo Domingo Oeste, en La Vega, en San Francisco de Macorís y en Moca.
En  los 10 años las casas han prestado servicios de justicia, municipalidad y educación ciudadana a 232 mil 319 usuarios, 130 mil 289 mujeres y 122 mil 30 hombres.
A través de la iniciativa de las CCJ, de Participación Ciudadana, se ofrecen servicios que están a cargo del Ministerio Público, responsable de designar a los fiscales. La mediación está cargo del Poder Judicial. Las casas brindan, además, orientación legal, atención psicológica. Asimismo, orientan sobre asuntos municipales con la intervención de los ayuntamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario