miércoles, 26 de octubre de 2016

VENDEDORES COMIDAS CALLES DE SANTIAGO DEBERÁN MOSTRAR UNA CERTIFICACIÓN DEL INFOTEP

El vendedor de comida Pedro José argumentó que muy pocos de los vendedores desalojados, cuyas casetas fueron tiradas en el patio de la sede la Policía Nacional, en el Comando Regional Cibao Central, podrán cumplir los requisitos exigidos por las autoridades municipales, porque hace meses que no producen un peso.
Grey Núñez, portavoz de la Alcaldía de Santiago de los Caballeros.


SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, República Dominicana.-La Alcaldía de Santiago de los Caballeros ordenó que los vendedores de alimentos listos para comer en las calles de la ciudad sean certificados por el Instituto de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) en formación sobre manejo de alimentos.

“Los dueños de casetas y vendedores de comida desalojados de las calles, en la gestión de Abel Martínez, tendrán ahora que elegir entre poner un  restaurant de manera formal o llenar los requisitos que les exige la Alcaldía de Santiago de los Caballeros, para que vuelvan a operar sus negocios”, explicó Pedro José, operador de un puesto de comida ambulante, quien denunció que ha sido vejado por las autoridades municipales amenazándolo con un “desalojo arbitrario”.
Al enterarse de los requisitos que tiene que cumplir para que le permitan reubicar su negocio de comida en una esquina de la ciudad, Pedro José está convencido de que esto es un plan de la Alcaldía aupado por los sectores empresariales para no permitirles a los informales poder trabajar por cuenta propia.
Según la disposición del ayuntamiento, quienes estén interesados en colocar sus negocios de nuevo, tienen que cumplir una serie de ordenanzas del urbanismo y hacer un curso de manejo de alimentos en el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP).
“La disposición  de regular el funcionamiento de negocios para la venta de alimentos en carritos móviles, casetas y furgonetas, lo que procura es preservar la seguridad y salud de la población santiaguera”, afirma Núñez, en la lectura de un documento que resume los 11 requisitos,  además de unas especificaciones especiales para los negocios donde se contemple freír o cocinar.
El vendedor de comida Pedro José argumentó que muy pocos de los vendedores desalojados, cuyas casetas fueron tiradas en el patio de la sede la Policía Nacional, en el Comando Regional Cibao Central, podrán cumplir los requisitos exigidos por las autoridades municipales, porque hace meses que no producen un peso.
Alegó que en su caso, le tumbaron su negocio, con solo días de funcionamiento, luego de haber invertido RD$120, 000.00.
El pequeño empresario agregó que una cosa es  someterse a las reglas de orden urbano para operar una caseta de comida y otra cosa es la inversión económica, a lo que se  suma el curso de manejo de alimentos que se le exige hacer en el INFOTEP.
“¿Y cómo diablos me someto yo ahora a tantos requisitos? ¿De dónde saco el dinero para hacer una caseta nueva, como las que ellos exigen? ¿Y con qué  tiempo hago un curso en el Infotep, si yo tengo que estar en la calle buscando la comida, porque ellos me dejaron sin mi sustento?”, expresó Pedro José.
En la disposición no  se establece las condiciones en las cuales los vendedores harían el curso en el INFOTEP.
Pedro José, como otros vendedores ambulantes de alimentos, expuso que se  ha anunciado un plazo que vence el 30 de octubre, sin antes tener una notificación a previa. Consideró que la intención de las autoridades municipales es que nadie pueda cumpla los requisitos para, supuestamente, “deshacerse de los pobres que se buscan la vida en las calles”.
Versión oficial
Sobre el tema el vocero de la Alcaldía, Grey Núñez,  dijo  que quien  no cumpla con los requisitos en el plazo establecido, no podrá  vender alimentos en las calles, a partir del 31 de octubre.
“La disposición  de regular el funcionamiento de negocios para la venta de alimentos en carritos móviles, casetas y furgonetas, lo que procura es preservar la seguridad y salud de la población santiaguera”, afirma Núñez, en la lectura de un documento que resume los 11 requisitos,  además de unas especificaciones especiales para los negocios donde se contemple freír o cocinar.
Núñez aclara que con las nuevas regulaciones no pretenden aumentar recaudaciones, sino tener un control de la manera correcta en que deben operar los negocios que se dedican a vender alimentos, sin ningún tipo de regulación sanitaria e higiene.
“Una vez sean instalados, el propietario, o quien funge como dueño,  deberá depositar en un plazo de seis meses, en la oficina de municipal de Planeamiento Urbano, una certificación del INFOTEP, donde certifique que ha tomado un curso de manejo de alimentos y está apto para manejarse con higiene y dentro de las normas de sanidad”, se lee en el documento oficial.
Asimismo, se establecen mandatos que van desde no obstruir las aceras, condiciones específicas para la construcciones de las casetas,  materiales que se deben usar, hasta el  contexto ambiental, salubridad y la situación de los tanques de gas.
El vocero de la Alcaldía, Grey Núñez,  afirma que el cabildo  puede intervenir en todas estas áreas, siempre que sea para el bien  de la población santiaguera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario