jueves, 2 de marzo de 2017

Adriano Román: “No he matado ni un lagarto y llevo 12 años preso”

Para justificar su petición el interno, alega que aunque hubiera matado a cinco personas, la pena máxima, debía ser de cinco años, por su edad y sus condiciones de salud.

SANTIAGO, República Dominicana.- “Yo no he matado ni un lagarto y llevo 12 años preso”,   afirmó el empresario Adriano Román Román,  quien cumple dos condenas de 20 años de prisión y quien procura por todos los medios, su libertad condicional.

Para conseguir su objetivo, el anciano  de cerca de 80 años edad,  justifica que la ley lo protege, por su condición  de salud, la cual dijo es muy precaria  en estos momentos, según  afirmó al responder cuestionamientos de periodistas, en los pasillos  del Palacio de Justicia de Santiago de los Caballeros, sede donde ha transcurrido parte de su vida, desde noviembre del 2005, cuando fue apresado  luego de pagar para que mataran a su ex esposa Miguelina Llaverías.
“Yo tengo edad, para que se me otorgue la prisión domiciliaria, padezco enfermedades que justifican la prisión domiciliaria. Y la ley me protege, la ley dice que una persona con casi 80 años, no debe estar presa”, alega el empresario.
Para justificar su petición el interno, alega que aunque hubiera matado a cinco personas, la pena máxima, debía ser de cinco años, por su edad y sus condiciones de salud.
Boda.
Román justificó su casamiento, el cual se  realizó  en días recientes, en un centro de salud de Santiago de los Caballeros, donde se encontraba recluido.
El empresario conocido en Santiago de los Caballeros, por acciones espantosas, en contra de personas cercanas  a su entorno, dijo que se casó con su compañera de vida de más de 40 años, Primavera Guzmán, para validar la relación.
Dijo que el proceso para la unión matrimonial, se llevó a cabo con  el rigor de ley que ameritan estos casos y denunció que a él estos trámites le llevaron un año, cuando a otras personas, pueden hacerlo en solo una semana.
Familiares de Román han defendido el casamiento de su pariente con Guzmán y abogan por la libertad condicional del interno, quien también cumple una condena de 20 años de prisión por pagar para que mataran al abogado y comentarista  de programas de radio y televisor, Jordi Veras Rodríguez, baleado el 02 de junio del 2010.
Aplazamiento.
Este martes 28 de febrero del 2017, se desarrolló una audiencia para conocer la solicitud hecha por el interno Adriano Román, para que se le otorgue, la prisión domiciliaria, pero no hubo una decisión, porque el proceso  fue  aplazado por para próximo 12 de marzo del 2017.
El camino.
Noviembre del 2005, marcó  una nueva  etapa en la vida de Adriano Román Román, cuando de ser un empresario influyente acostumbrado a repartir órdenes, para que se cumplieran sus deseos, paso a ser el recluso más controversial de la justicia de Santiago de los Caballeros.
Para esta fecha, Adriano Román,  fue apresado, tras haber  contratado a un detective y dos colaboradores suyos, para que mataran a su ex esposa, Miguelina Llaverías, a quien había torturado, en 1978, sin que la justicia lo  sancionar.
La madrugada del 25 de mayo del 2007, el Segundo Tribunal Colegiado, del distrito judicial de Santiago, presidido por el juez, Wilson Moreta Tremols, dictó   condena de  20 años de cárcel, para Román, por el caso de su ex pareja y desde entonces,  ha utilizado, todas las condiciones que le permite la ley,  para buscar la libertad condicional, pero sigue logrado su  objetivo.
Por  la tentativa de asesinato contra  Llaverías, también está condenado a 20 años de prisión, el detective, Engels Carela Castro, quien según se comprobó en los tribunales, fue la persona contactada por el empresario Román, para armar la trama,  contra Llaverías,  quien atacada a tiros el 02 de octubre del 2005.
Fausto Ary Pérez, también con una pena similar a la  Román y Carela Castro, manejaba el vehículo, desde donde se movió, junto Dámaso Nova Peralta, quien disparó a la dama, impactándola en el rostro. Nova Peralta,   carga con la pena máxima de 30 años de prisión.
Segunda tentativa.
El 17 de junio del 2014, los jueces del Primer Tribunal Colegiado del distrito judicial de Santiago, Anneli Torres, Sergio Furcal y José De Asís Burgos,  condenaron  a Adriano Román  y sus colaboradores, Franklin Reynoso Moronta, Francisco Carela Castro, Engels Carela Castro, Roberto Zabala, Candy Caminero Rodríguez y Arturo José Ferreras del Castillo, por la tentativa de asesinato contra el abogado Jordi Veras. Franklin Reynoso Moronta está en prisión en la Cárcel Modelo de Rafey, desde el 2003, por otros hechos. Las penas impuestos a los acusados de intentar matar el Jordi Veras,  fueron de 30, 20 y 10 años de prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario